Twitter icon
Facebook icon

Festival de la Solidaridad 2018: El mismo de siempre, cada año más grande

La noche comenzó a las 21:30 con el tradicional grito de "Ahora, ¡Villa Allende!" de parte de los locutores Josefina Bar y Andres Bolleta. El predio del Polideportivo Atilio Minoldo a esas alturas ya estaba colmado por las miles de fans de Luciano Pereyra que desde el sábado al mediodía estuvieron haciendo fila para ingresar. 

 

Los ganadores del Pre-Festival Ale y Nacho y Alma en Peña arrancaron una noche vibrante cargada de expectativas, mientras el público continuaba su ingreso no sólo para disfrutar de Pereyra, sino también de Los Cuatro de Córdoba. Mientras, el patio gastronómico también mostraba su color y encanto a través de las trece ofertas gastronómicas, desde locro hasta pizza pasando por comida árabe o el famoso chori. 

 

Los Cumpa le pusieron música y humor a la jornada, mientras que los otros ganadores del Pre, Nicolas Fischbach y Gabriel Comba calentaron la previa a puro folclore. Antes de continuar con la buena música, tanto el Intendente Eduardo Romero como la Secretaria de Desarrollo Social, Guillermina Linares, hicieron entrega del cheque por $100.000 al Hogar Padre Luchesse, que resultó ganador de la votación popular por escasos cinco votos por sobre el Centro de Día "Un lugar en el mundo". Tanto el Intendente como la Secretaria rescataron el trabajo que realiza el Hogar, rescatando y cuidando a niños de calle, una institución benéfica histórica en Villa Allende. El imponente escenario montado en el "Poli" estaba listo para recibir a Los Cuatro de Córdoba, palabra mayor de nuestro folclore. 

 

Ahora si, era el turno del fenómeno más esperado del 31º Festival de la Solidaridad. Presentando su gira "La Vida al Viento" y clásicos de su repertorio, Luciano Pereyra subió a las 01:20 am para comenzar un frenesí de canciones que enamoraba con cada estrofa a las miles de fans de Villa Allende y Córdoba. "Llegaste", "Enseñame a vivir sin ti", "Mar de amor" o "Seré" fueron algunos de los hits que hicieron emocionar a todos. Aunque la lluvia que había amenazado toda la noche se consumó, nada impidió que las más de siete mil almas disfrutaran de la última parte de la lista que tuvo una pausa para que Luciano recibiera una plaqueta de honor en manos del Intendente Eduardo Romero. 

 

Con un saldo de más de diez mil personas en las dos noches, terminó la edición 31º del Festival de la Solidaridad, una cita tradicional para todos los vecinos de la Villa que, como dice el lema, es la misma de siempre cada vez más grande. 

 

¡Nos vemos en 2019!

 

Fotos: Luz Bustos, Daniel Neira, Estefania Burgos

Imágenes: 
Términos y condiciones de uso (Abre en ventana nueva)